Las Piedras Vivas de Rumanía

Las Piedras Vivas de Rumanía

El extraño fenómeno de las piedras vivas en Rumania: crecen, se mueven ¡y hasta respiran!

En el pueblo de Casteli, Rumania, unas rocas que no difieren mucho de las usuales en su aspecto, se han convertido en atracción turística y fuente de discusión en la comunidad científica.

La particularidad de estas rocas, que los pobladores denominan Trovants, es que crecen.

Aunque esto no sucede de un día para el otro…

Los estudiosos estiman que tardan mil años en crecer entre 4 y 5 cm. En su interior, poseen una estructura similar a la de los anillos circulares del tronco de los árboles, capa sobre capa, gracias a la cual pudieron calcular la antigüedad de algunas piezas, que rondaría en los 6 millones de años.

Estas piedras, que fueron declaradas monumentos de la humanidad por la UNESCO, también tienen la capacidad de movimiento: se trasladan en un promedio de 2,5 mm cada 2 semanas.

Mientras las piedras crecen y medran a su ritmo, las especulaciones sobre su origen continúan:

¿Son producto de antiguos terremotos?

¿Habrán llegado a la Tierra mediante una lluvia de meteoritos?

Algunos investigadores advierten que estas fascinantes rocas pueden reproducirse e incluso respirar, aunque esto sucedería en una escala micro, entre dos y tres semanas por respiración. Es más, hasta aseguran que tienen un extraño pulso que puede detectarse utilizando un equipo de alta sensibilidad.

Y no falta quien declara que “son formas de vidrio de silicio con una consciencia propia”.

Esto contradiría al famoso poema de Rubén Darío “Lo fatal”:

“Dichoso el árbol, que es apenas sensitivo,
Y más la piedra dura porque esa ya no siente,
Pues no hay dolor más grande que el dolor de ser vivo,
Ni mayor pesadumbre que la vida consciente… ”

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Concha Vara

El Portal Esotérico de
Concha Vara

© Concha Vara 2009-2016

Desarrollo
Concha Vara

Visita El Mercado

El Mercado de Concha Vara